in

Los trabajos del futuro

¿Cuáles son los empleos del futuro? Es muy difícil predecir esto. Según el Departamento de Trabajo de Estados Unidos, el 65% de los trabajos del futuro aún no se han inventado. Pero sí sabemos qué es lo que está desapareciendo: el trabajo ‘de por vida’. Lo que se viene son “cambios mucho más constantes”, con trabajadores que deben ser versátiles, capaces de adaptarse a nuevas realidades.

América Latina está viviendo lo que podríamos llamar “un entorno laboral en movimiento”. Hay una alta movilidad, los trabajadores pasan de una empresa formal a otra con mucha más frecuencia que antes y, además, rotan entre el empleo formal y el informal. Esta movilidad es aún más fuerte para los menos educados, los que trabajan en empresas pequeñas y los trabajadores informales. A modo de ejemplo, mientras que un trabajador de 30 a 34 años de edad en América Latina ha pasado 4.3 años en la empresa en la cual trabaja, uno de la OCDE ha pasado en promedio más de seis años.

También están desapareciendo los empleos más mecánicos y rutinarios, como el cajero del supermercado, el empleado del peaje, el cartero o el recepcionista, muchos de ellos reemplazados por máquinas. ¿Pero cuáles son las profesiones que  van a demandarse más en el futuro? Sobre este tema conversamos recientemente en el programa de CNN ‘Oppenheimer Presenta, donde los panelistas coincidimos en que los trabajos más demandados se alinean con las tendencias a nivel tecnológico y demográfico.

Según el Departamento de Trabajo de los EEUU, los trabajos que más crecerán de aquí al 2025 son los relacionados con la tecnología (carreras vinculadas con informática y sistemas), los cuidados médicos como terapistas y radiólogos (debido al cambio demográfico de la población), y los intérpretes y traductores. También existirán nuevas áreas que se desarrollarán fuertemente y requerirán de nuevos profesionales, como las ciencias ambientales (expertos en conservación del medio ambiente y defensa ante el cambio climático), la biotecnología (aplicada al desarrollo de aplicaciones farmacológicas específicas), la biomedicina, la medicina genómica, la nanotecnología, la ingeniería molecular y la mecatrónica (automatización de procesos industriales para hacer más sencillas las actividades a través de software).

¿Cómo podemos preparar a trabajadores para empleos que aún no existen? En general, La OCDE afirma que de cada 10 nuevos empleos en países desarrollados, 8 son para trabajadores del conocimiento (profesionales con capacidades técnicas, formación práctica, habilidades directivas y espíritu emprendedor). Por lo tanto, cada persona debe seguir invirtiendo en educación y en formación, en esquemas de formación continua. La educación ya no termina al acabar la escuela, sino que los trabajadores del futuro vamos a necesitar actualizarnos permanentemente para poder enfrentar los cambios constantes del mundo laboral.

 

Fuente: BID.com
Escrito por: Laura Ripani.

¿Qué te pareció la publicación?

Cualli-Software en Europa

Ciberseguridad para Pymes