in

Campbell Creek

Robots pasaron seis años actuando como seres humanos en tres casas de Tennessee

    Por: Arielle Duhaime-Ross, columnista en The Verge

Durante seis años, un grupo de robots vivió en tres casas en la calle de Campbell Creek, Tennessee, sin seres humanos, sólo ellos. La casa fue exclusivamente ocupada por robots, máquinas sudoríparas falsas, y un montón de aparatos electrónicos, eran el día a día todo el tiempo.

La Autoridad del Valle de Tennessee, puso a los robots en estas viviendas en el 2009 para estudiar la eficiencia energética, segun los informes de Popular Science. Las casas se han construido para imitar los hogares típicos suburbanos. Estaban equipados con TV, lavavajillas y lavadoras – todos lo cual podía activarse y desactivarse durante el día. Pero los propios aparatos variaban de casa en casa.

Una casa fue programada para ser extremadamente eficiente en la energía, mientras que el otra era sólo un poco más eficiente que la casa de control, que replica los hábitos de una familia media. Los robots estaban allí porque los investigadores querían que los habitantes fueran capaces de abrir las puertas del refrigerador en un horario establecido, al igual que otras actividades con aparatos electrónicos. El uso de una familia de verdad lo habría vuelto imposible.

“La razón de usar robots fue que, para comparar los datos de rendimiento a través de las casas debiamos comparar manzanas con manzanas”, explica a Popular Science, Patrick Hughes, director del Building Technologies Research and Integration Center de Oak Ridge National Laboratories, abundando que quería que los ocupantes hicieran uso de la energía de manera idéntica.

Máquias de humedad con filtró para imitar el sudor humano

Pero la falta de seres humanos en el experimento también planteó algunos obstáculos. Por ejemplo, los niveles de humedad no coincidían con los de un encuentro típico de un hogar normal. Así, la Autoridad del Valle de Tennessee (TVA) determinó la instalación de “Emulación de Sistemas del Cuerpo humano”, que liberan lentamente calor y agua en un intento de recrear el sudor humano y la respiración.

En octubre pasado, los robots se retiraron de las tres casas. Como era de esperar, la casa más eficiente de la energía tuvo un proyecto de ley general de utilidad que fue cuatro veces menor que la de la casa de control. Ahora, las casas están a la venta, y el experimento dio sus frutos: las medidas de eficiencia energética obtenidas en el experimento, la TVA las ha incorporado en los códigos de construcción de la zona.

Fuente: TheVerge.com

¿Qué te pareció la publicación?

Taller de CakePHP

Amazon en México