La industria TIC requiere de talento especializado que sea suficiente en cantidad y en calidad. México cuenta con un gran potencial de jóvenes en edad de incorporarse a las filas laborales, pero se necesitan programas de política pública en conjunto con la iniciativa privada para superar las barreras que hoy enfrenta la conformación del talento profesional en el país: La brecha entre los que deberían matricularse en el nivel medio superior y superior y los que lo logran; sumado a una baja proporción de estudiantes que eligen carreras de TIC y finalmente la alineación entre la preparación impartida vs. la que se requiere en el campo laboral.

Contexto del nivel medio superior y superior en México.

México es un país con un enorme potencial de jóvenes en edad de incorporarse a la educación media superior y superior para posteriormente ser parte de las filas laborales.

En 2015 se cuenta con 19.7 millones de personas entre 15 y 23 años y aunque en los siguientes 10 años México contará con una población preponderantemente joven, ya se prevé que este grupo de población presentará una tendencia a la baja a partir del año 2017.

Figura 1 Población de 15 a 23 años en México.

Ampliar imagen

En 2015, de los 19.7 millones de personas entre 15 y 23 años, apenas el 34% logrará incorporarse a la matrícula de estudiantes de nivel medio superior y superior es decir 6.7 millones de estudiantes. Sumado a esto, se enfrenta el tema de que no todos los estudiantes que ingresan logran concluir sus estudios, se estima que la eficiencia terminal(1) es del 60% en nivel superior y del 46% en nivel medio superior. Las limitaciones económicas, culturales y una oferta suficiente de instituciones públicas son una primera barrera que enfrenta el país para que los jóvenes alcancen la educación superior.

Figura 2 Contexto del nivel educativo medio superior y superior en México, 2015

Ampliar imagen

Baja penetración de las carreras de TIC.

Los egresados de niveles medio superior y superior aunque están lejos del potencial, son un monto considerable: 5.4 millones en 2015. Sin embargo, las carreras relacionadas con Tecnologías de la Información y Comunicaciones (TIC) son elegidas por una baja proporción de los estudiantes, apenas el 1.7% de los egresados corresponde a esta especialidad, debido a que en el país existe mayor preferencia y oferta de mayor carreras relacionadas con las áreas económico-administrativas.

Actualmente, la demanda de personal en TIC se está cubriendo con los egresados de estas carreras y con egresados de otras ingenierías quienes en el ámbito laboral y con capacitación adicional logran convertir su perfil hacia especialidades de TIC. Este esquema ha sido útil, pero implica mayores inversiones en tiempo y costo para los egresados y sus empleadores.

Figura 3 Egresados de nivel medio superior y superior: Total vs. Carreras de TI

Ampliar imagen

Alineación de competencias.

Una vez señaladas las primeras barreras que existen para generar talento de TIC país, es necesario reconocer otro reto que se tiene en México: la alineación de las competencias con las que los egresados salen de las universidades en comparación con las competencias que se requieren en el ámbito laboral.

En el boletín de Select titulado “Brecha entre la oferta y la demanda de recursos humanos en TI: ¿Un asunto de cantidad o de calidad?” se analizó que si bien el número de profesionistas en TI hoy cubren la demanda potencial en número, en términos de la calidad y competencias, existen amplias brechas:

  • Una de las brechas más evidentes se encuentran en el dominio del idioma inglés; únicamente el 23% de los egresados de TI escriben y hablan el idioma.
  • En segundo lugar se reconoce tanto por los empleadores y como por los profesionistas que faltó preparación en temas de administración de TI, programación y temas de alineación de TI con los procesos de los negocios. (ver figuras 4 y 5).

Figura 4. Opinión de los profesionistas de TI sobre los temas en los que les faltó preparación.

Ampliar imagen

Figura 5. Opinión de los empleadores de TI sobre los temas en los que capacita a su personal

Ampliar imagen

Conclusiones.

En este boletín se identificaron tres barreras para el desarrollo del talento en TIC del país:

  1. En el origen, y como un tema estructural del país, se enfrenta que sólo el 34% de la población potencial ingresa a estudiar al nivel medio superior y superior.
  2. Existe baja penetración de las carreras de TIC: Sólo el 1.7% de los egresados de nivel medio superior y superior pertenece a esta área.
  3. Prevalecen brechas entre las competencias de los egresados y los requerimientos en el ámbito laboral: se requiere alinear nivel de inglés, preparación técnica y de negocios.

Para abatir las barreras antes mencionadas, se requiere un trabajo de múltiples frentes:

  • Desde la generación de políticas públicas del más alto nivel para lograr una oferta suficiente de universidades públicas que posibilite a los jóvenes el acceso a la educación media superior y superior.
  • Desde la iniciativa privada en conjunto con las universidades, para difundir las oportunidades que existen en el ámbito laboral para las carreras de TIC, para difundir las innovaciones  y los impactos generados en  diversos ámbitos, para desmitificar lo complejo y resaltar lo atractivo, en síntesis hacer un plan para atraer al talento en etapas tempranas. A la par de este esfuerzo, las instituciones educativas deberán preparar los espacios para atender a una demanda que pudiera tornarse creciente.

Y finalmente, también como una labor conjunta entre la industria y la academia se debe seguir trabajando en empatar los planes de estudio con los requerimientos de la industria, sin perder de vista que esta adecuación debe ser periódica, dado el dinamismo y cambios que atraviesa de forma permanente la industria TIC.

(1)Eficiencia terminal es el número estimado de alumnos que egresan de cierto nivel tipo educativo en un determinado ciclo escolar por cada cien alumnos de nuevo ingreso, inscritos tantos ciclos escolares atrás como dure el nivel o tipo educativo en cuestión.

Fuente: IDC Boletín 381
Escrito por: Fabiola Cruz González
Directora de negocios, Competitividad con TIC